Todas

Noticias ICM

retos 2021

Retos de ICM para el 2021

Podría parecer insensato hacer planes de trabajo y establecerse retos para el 2021 viendo lo ocurrido en el 2020. Pero, aunque el esfuerzo que tengamos que hacer sea mayor al vivir en diferentes circunstancias, vale la pena imponerse nuevos objetivos y retos. Lo excepcional del 2020, creemos, nos ha generado nuevas oportunidades y el 2021 será una continuidad de lo que el 2020 nos ha exigido.

Retos para el 2021

Los grandes asuntos que el 2020 han puesto de relieve, nos marcarán inevitablemente el camino el 2021. Y son varios conceptos que, incluso, nos podría sorprender porque no se había tenido en cuenta. A grandes rasgos, las tecnologías que se consolidarán y, por tanto, debemos adaptar nuestros servicios para atenderla son:

  • Seguridad. Los puestos de trabajo en movilidad o en remoto nos obligan a atender la seguridad corporativa de forma diferente a como se trataba en el centro de trabajo. Es decir, la protección de los dispositivos (portátiles, móviles y tablets); protección de la información (unidades compartidas, storage en Cloud); protección de la continuidad del dato (sistemas de recuperación fáciles, sistemas de protección antimalware…) y protección del usuario. En otras palabras, protegiendo al usuario que accede a nuestra información y protegiendo la información del propio usuario.
retos 2021 ciberseguridad
  • Puestos de trabajos híbridos. Otro reto para el 2021 es que, dependiendo de los grados de seguridad que queramos imponer, deberemos diseñar un escenario de trabajo que podría llegar a necesitar sistemas de trabajo basado en equipo locales, en escritorios virtuales (en cualquiera de sus modalidades) e, incluso y la opción que nos parece más razonable, puestos de trabajo híbridos. Es decir, algunas funciones se ejecutan sobre escritorio local y otras sobre escritorios virtuales.

  • Colaboración. Es algo muy extendido y aprendido en el 2020. La distancia entre usuarios que pertenecen a grupos de trabajos/proyectos necesitan colaborar y hacerlo de la forma más asimilable a cómo lo hacían cuando estaban en una oficina. Así pues, se debe avanzar en facilitar herramientas colaborativas:
    • Videoconferencia. Establecer sistemas corporativos que permitan comunicarse de forma fácil.
    • Sistemas de compartición de storage: tanto públicos como corporativos. Escenarios en los que, de una forma única, podamos compartir con seguridad tanto a usuario internos como a usuarios externos a nuestra empresa.
videollamada
  • HelpDesk. Todo lo anterior no tiene sentido si las empresas no aportan a los usuarios de un sistema de gestión de incidencias. Tener a los usuarios repartidos implica un aumento de incidencias en la operativa del día a día, así como una necesidad de mayor tiempo dedicado de soporte técnico. Las empresas deben entender que, ya sea una situación pasajera o no, el teletrabajo ha llegado para quedarse y debe planear bien cómo dar soporte a sus usuarios de forma heterogénea.

ICM y los nuevos retos

¿Y qué impacto tienen estas tecnologías en la forma en que ICM ofrece sus servicios? Pues prácticamente ninguno. Hemos sido conscientes de estas necesidades desde hace mucho tiempo y hemos estado trabajando para formarnos en todas y cada una de las disciplinas que se requieren. De este modo, podemos poner en marcha cualquiera de las tecnologías que serán una necesidad imperiosa en el 2021.

Para el año 2021, pues, los retos son importantes pero ilusionantes. Debemos poder dar el servicio que las empresas necesitan. Para ellos, nuestros objetivos profesionales se van a centrar en:

  1. Formación y más formación. El mundo de la tecnología que tanto nos apasiona en ICM implica una formación continua. Es un factor imprescindible para poder estar a la altura que nuestros clientes nos reclaman.
  2. Diseño de laboratorios prácticos. En ICM tenemos la costumbre de ofrecer nuestro portfolio de servicios solo si hemos pasado satisfactoriamente unas estrictas pruebas de laboratorio. Hay que hacer mucho esfuerzo en que las cosas que puedan salir mal en un entorno controlado y no productivo.
  3. Leer, escuchar e investigar. Otro pilar fundamental de una empresa tecnológica. ¡Cuántas veces habremos hablado en nuestro blog de la importancia de saber lo que está por venir! Y éste es un punto muy relacionado con los anteriores. Una empresa tecnológica debe tener la capacidad de escuchar las necesidades del cliente. Incluso, de adelantarse a ellas. Solo lo podemos conseguir leyendo, escuchando e investigando acerca de la idoneidad de todas las soluciones que van saliendo.
FORMACION IT RETOS 2021

En resumen, I+D+i. El reto de ICM para el año 2021 es seguir percibiendo qué necesita el mercado, con qué herramientas contamos y cómo adaptarlas a nuestros clientes.

Tags: , , ,
Comenta

Deja una respuesta

Confían en nosotros

Port Aventura
Shackleton
Puntojs
Shiseido
abertis
Toyota
Façonnable
Andreu World