Todas

Noticias ICM

software on-premise

Diferencias entre software on-premise y software en la nube

La migración hacia la nube (pública, privada o híbrida) avanza a pasos agigantados: son muchos los informes, como los de Gartner, que certifican que la gran mayoría de empresas ya habrán migrado todos sus documentos hacia el cloud, en los próximos años. Pero, ¿y el software on-premise, es mejor que el software en la nube? A continuación, vamos a ver las diferencias principales entre ambos y decidir por cuál optar, no sin antes hacer una pequeña introducción de los dos tipos de entorno.

¿En qué consiste el software en la nube?

Las soluciones basadas en software en la nube te permiten gestionar, almacenar y acceder a tus datos y aplicaciones a través de internet de una manera rápida y eficiente. Esto elimina la necesidad de adquirir infraestructura física localizada dentro del edificio.

Asimismo, el software en la nube se caracteriza por mejorar la movilidad, reducir los costes de inversión, minimizar los tiempos de implementación y ser escalable de una manera muy rápida.

¿Qué es el software on-premise?

A diferencia del software basado en la nube, el software on-premise está instalado en los servidores y dispositivos locales de la empresa. Esto permite tener acceso físico a la información y control directo de la configuración, manejo y seguridad de los datos. Además, el software on-premise no depende directamente de una conexión a internet por lo que, al haber un fallo en los enlaces, la empresa podrá seguir operando.

No obstante, si la infraestructura no se encuentra en el mismo edificio, necesitarás acceso remoto para poder conectarte.

software on-premise vs software cloud

Factores para elegir un software en la nube vs un software on-premise

Ahora que ya hemos hecho una pequeña introducción a cada tipo de entorno, vamos a presentar una serie de factores que pueden ser importantes en el momento de elegir el entorno adecuado:

Coste del software

El coste es uno de los aspectos más importantes para las empresas en el momento de tomar la decisión de invertir y elegir entre on-premise o la nube.

Muchas empresas tienen la creencia de que los sistemas en la nube son caros cuando en realidad es todo lo contrario. Los sistemas en la nube son accesibles para las pequeñas y medianas empresas e incluso no requieren costes iniciales. Todo es bajo demanda, es decir, pagos mensuales por lo que uses.

Por otro lado, están los costes de los entornos on-premise. La única ventaja que podemos encontrar con respecto a este tipo de entorno es que el cliente compra la licencia una sola vez y pueden tener un coste total de propiedad más bajo que un sistema en la nube.

Por lo general, estos costes van en función del tamaño de la empresa y el número de usuarios concurrentes, el soporte requerido, capacitación y actualizaciones.

software cloud

Seguridad del software

La seguridad es otra de las principales preocupaciones que muestran las empresas y esto es algo obvio, teniendo en cuenta que la información almacenada en un sistema es el corazón de la operación.

Los entornos en la nube tienen la gran ventaja de aliviar preocupaciones con respecto al robo y pérdida de información. Mientras que, por otro lado, los entornos locales o on-premise no son capaces de ofrecer un nivel de seguridad alto a la información. Lo que significa que si algún día la empresa tiene un fallo con sus equipos, lo más seguro es que toda la información alojada se pierda para siempre.

Debemos considerar también que muchas veces los ataques más fuertes son internos y los podemos evitar muy bien con entornos en la nube, como la nube Azure.

Implementación del software

La nube goza de una implementación rápida que puede llevarse a cabo a través de internet y en cuestión de horas. Mientras que las aplicaciones locales que deben instalarse en el entorno on-premise podrían tomar semanas e incluso meses hacer la implementación correcta.

Otra de las grandes diferencias se caracteriza por tener mayor coste de energía debido a la implementación de los servidores en las instalaciones. En cambio, los entornos en la nube pueden ayudar a reducir de forma significativa tales facturas.

Flexibilidad del software on-premise vs cloud

Otra diferenciación es la flexibilidad que nos brindan los servicios en la nube. Esto es debido a que no necesitamos contratar servidores muy robustos para crecimiento en el futuro. Los entornos en la nube permiten el crecer o decrecer de una manera muy sencilla. Asimismo, se desprenden de los tediosos temas de instalación, licencias, soporte y mantenimiento ya que todo esto se encarga el proveedor de la nube.

Movilidad del software

Una de las mayores ventajas de la nube es que ofrece acceso en cualquier lugar y cualquier momento mientras que los entornos de software on-premise quedan alojados únicamente en los equipos y servidores que se encuentran dentro de la empresa.

Asimismo, tener la posibilidad de que los trabajadores puedan acceder a las distintas aplicaciones a través de un navegador web desde cualquier dispositivo permite que la empresa pueda ir más rápido y ser más competitiva. En los entornos on-premise, tal “flexibilidad” puede convertirse en un obstáculo en el caso de empresas que cuenten con tomadores de decisiones o vendedores. Y es que algunos pasan mucho tiempo fuera de la oficina o aquellos empleados cuyas actividades demandan una respuesta inmediata.

En conclusión, los entornos en la nube, como en Azure cloud, son una gran opción para las empresas que desean contar con soluciones rápidas, ágiles y sin inversiones iniciales. También es una buena opción para empresas que busquen una solución ágil para guardar así su información.

Tags: , ,
Comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confían en nosotros

Orbital
MYGS
Lakmé
Gran Teatre del Liceu
Vasava
Premium Mix Group
Lion Robotics
SEAT