Todas

Noticias ICM

tecnologia

El background tecnológico como clave de continuidad de la empresa

Ya hemos comentado en anteriores artículos, que el nivel de madurez tecnológico de una empresa es esencial para desplegar nuevas herramientas, pero también para su continuidad. No solamente son necesarios tecnologías/partners para que la empresa crezca, sino que el background tecnológico de los equipos de dirección y trabajadores es esencial para mantenerse actualizado en el sector. ¿Y cómo podemos mantenernos a la vanguardia de la tecnología? En este artículo, te lo explicamos.

El mundo tecnológico es fascinante. Si te apasiona la tecnología y la vives, como lo hacemos en ICM, te habrás dado cuenta de que es muy complicado poder estar al día en todo lo que va saliendo. Es inabarcable. Incluso a las grandes empresas les es posible dar batalla en todos los frentes y, por tanto, acaban especializándose.

Entonces, ¿es posible que una empresa tecnológica pequeña/mediana pueda estar a la altura en lo que se refiere en actualizar sus tecnologías? Desde ICM creemos que es posible. Eso sí, requiere de un esfuerzo y de una disciplina importante. Quizás esto sea la parte más complicada.

Múltiples tecnologías, cada una de ellas con diferentes actores apostando fuerte por desmarcarse como referencia, múltiples divisiones tecnológicas a las que ofrecer servicio (infraestructuras, plataformas, seguridad, networking, puesto de trabajo…) e integrar entre ellas, diferentes perfiles en tus recursos humanos, despliegues en producción, asistencia operativa a tus clientes, incidencias de negocio…. ¿Cómo se puede poner orden a todos esto sin perder la cabeza?

Difícil, pero posible. Esfuerzo y disciplina. Con estas condiciones, empresas de cualquier tamaño deben poder generar y alimentar un background tecnológico del que puedan sacar provecho tanto el proveedor como el cliente.

background tecnológico

Background tecnológico, inversión e innovación

Nuestra receta no es muy complicada, pero quizás se vea más sencilla si la relacionamos con 4 grandes puntos.

  1. Procesos homogéneos y bien inventariados. La mayor de las carencias que siempre se ha encontrado una empresa de servicios. La ingente cantidad de procedimientos que se deben seguir para los diferentes clientes y sus plataformas. Puede llegar a ser un caos.

    Utilizando herramientas de inventariado, estableciendo procedimientos ortodoxos y realizando un registro fácil, accesible e intuitivo, es fácil poner a disposición de todo un equipo técnico, todos los conocimientos que les hacen falta a todos para atender a todas las circunstancias. Una buena Wiki, uso de orquestadores y una Knowledge Base bien jerarquizada y etiquetada. Tres herramientas al alcance de todos y suficientes (con disciplina y esfuerzo) para satisfacer todas las necesidades.
  2. I+D+i. Y no nos referimos a innovar por innovar. Ni a descubrir la rueda. Ni a ser los únicos en hacer algo que nos diferencia. Eso solo está en manos de empresas con músculo financiero. Nos referimos a leer y estar informado. Escuchar y aprender de tu competencia, ellos hacen cosas muy buenas. A participar con los proveedores. A obligarles a que te informen y te hablen de lo que les cuentan los grandes actores tecnológicos. Ellos hacen un esfuerzo muy grande por innovar, pero nosotros tenemos la obligación de escucharles y aprender. Luego ya veremos su todas esas ideas son aplicables a nuestro sector y a nuestros proyectos, pero debemos estar informados de todas las opciones que nos ofrecen las grandes tecnológicas.

El equipo humano y la formación continua

  1. Formación continua. Y que esté en tercera posición no quiere decir que sea la tercera en importancia. Este punto es vital y transversal a los dos anteriores. La formación continua nos permite poder integrar todos los puntos y que cojan coherencia. Es VITAL que las empresas entendamos que la formación de nuestro equipo es imprescindible para el futuro de nuestro negocio. Sin ella, la fecha de caducidad ya está escrita. Para poder hacerlo, y hacerlo bien, es necesario que la empresa tenga claras cuáles van a ser sus líneas de negocio y, desde ese punto, dibujar los planes de carrera de todos sus recursos humanos.
  2. Cuidado de tu equipo. La empresas no existen. Son entidades jurídicas formadas por personas. Estas son las verdaderamente importantes y a las que hay que dar importancia. Sin ellas, todo lo demás no importa. Y en un mundo donde el «pez grande se come al chico» es muy importante fidelizar a tu equipo de trabajo. Esta fidelización provocará que, de forma natural, cuentes con su compromiso e implicación. Y no parece complicado poder conseguirlo. Solo es escuchar lo que piden, explicar lo que puedes ofrecer y encontrar el mejor camino para que todos lo recorramos. Con una alta rotación en tus recursos humanos, los puntos anteriores, pierden sentido.

Si, a todo esto, le añades empatía (por tus clientes, por sus problemas, por tus proveedores, por tus compañeros, por sus inquietudes…), lo normal es que las cosas salgan bien y todos ganen.

Tags: ,
Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confían en nosotros

King e-client
Naturgy
BBVA
Ogilvy
GREY
ElMundoToday
MYGS
Axel Hotel