Todas

Noticias ICM

direccion IP

Dirección IP: ¿qué es y cuáles existen? ¿Públicas o privadas?

Hoy te vamos a explicar qué es y para qué sirve una dirección IP, un elemento esencial que encuentras en cualquier dispositivo cuando realizas una búsqueda a internet.

Una dirección IP viene a ser algo parecido a el número de DNI. El número de DNI identifica a una persona, única y exclusivamente a una persona. Lo mismo pasa con una dirección IP, que identifica una máquina o servicio en Internet.

Cuando se inició el funcionamiento de Internet, se definieron una serie de direcciones IP que se asignarían a los ISP (Proveedores de Servicios Internet), y estos a su vez se los asignan de forma estática o dinámica a los usuarios finales (routers o moviles normalmente). Por ejemplo, cuando se establece el tráfico entre dos dispositivos (Servidores, PCs, móviles, cámaras IP…), en realidad se establece una conexión entre sus direcciones IP y como identifican solo a esos dos equipos en Internet, pueden intercambiar datos entre ellas y solo entre ellas.

Dirección IP Pública

Asimismo, estas direcciones IP que se utilizan para conectar dispositivos a través de Internet se denominan direcciones IP públicas. Son públicas porque están al alcance de Internet.

Dirección IP Privada

Por otro lado, se establecieron unas direcciones IP para permitir el diseño de redes internas pero que no tienen por qué conectarse a través de Internet. A estas direcciones IP se les denominó direcciones IP privadas. Es decir, las redes privadas permiten conectar equipos dentro de una infraestructura de red (Intranet), sin necesidad de tener una dirección IP pública. Ningún equipo con dirección IP privada puede establacer comunicaciones a través de Internet con estas direcciones IP.

Estas direcciones IP privadas son:

10.0.0.0 – 10.255.255.255

172.16.0.0 – 172.31.255.255

192.168.0.0 – 192.168.255.255

169.254.0.0 – 169.254.255.255

Combinación IP privada y pública

Obviamente, cuando una máquina con una dirección IP privada quiere conectarse a Internet, deberá sustituir esa dirección IP privada en una IP pública. Este proceso es conocido como NAT (Network Address Translation). Si tenemos una red con muchos dispositivos con direcciones IP privadas, los routers o los firewalls se encargan de hacer salir a todos esos dispositivos que lo requieran por la misma dirección IP pública (a veces puede ser un pool). Cuando el tráfico vuelve, estos son capaces de deshacer el cambio de manera que pueden mantenerse todas las comunicaciones.

Cuando un dispositivo de red quiere conectarse a través de Internet normalmente tendrá un router para salir a Internet. Este router tiene una dirección IP y a esta dirección IP del router (o firewall) se le denomina «Default Gateway» (Puerta de enlace Predeterminada).

¿Se puede geolocalizar una dirección IP?.

Geolocalizar una dirección IP es asignarle una ubicación geográfica real a ese dispositivo en base a su dirección IP. Cualquier dirección IP lleva consigo el operador, el país donde se encuentra, la ciudad, región,…., así como latitud y longitud.

Esto tiene ciertas utilidades, como dirigir al visitante a la correcta versión de la web con el idioma que toca. También es útil cuando se quiere restringir ciertas emisiones de streaming a ciertos países. O, por ejemplo, puede ayudar a reducir el fraude con tarjetas de crédito.

Así pues, cuando navegamos por Internet las operadoras asignan una IP pública con información de localización desde la que se está navegando, y esta información se cede a las agencias encargadas de su supervisión. Sin embargo, esta localización de las direcciones IP no es precisa. Depende de la infraestructura de la operadora, puede darse el caso de que estando en Barcelona, nuestro operador nos haga salir a Internet por Madrid y por tanto parecería que estamos en Madrid cuando realmente las comunicaciones las iniciamos en Barcelona.

IPv4 vs IPV6

Como último apunte, destacar que las asignaciones de direcciones IP (IPv4, IP versión 4) se han acabado. Hace ya algún tiempo que las operadoras han adaptado una arquitectura llamada CG-NAT, que es algo así como hacer un NAT pero no en el extremo del usuario final, sino en el equipo de la operadora. Así pues, varios usuarios finales comparten dirección IP. Estas direcciones IP se registraron en abril de 2012, y se les asignó el rango 100.64.0.0/10 para uso en escenarios de Carrier Grade NAT.

Dicho esto, es evidente que con el tiempo debe tender a su desaparición con el nuevo direccionamiento IPv6, ya que habrán tantas direcciones IPv6 como para que el NAT deje de existir. Esperemos que las operadoras hagan un esfuerzo (algo más de lo que lo están haciendo actualmente), como para que podamos tener este nuevo direccionamiento IPv6 y eliminar los problemas que pueden dar el NAT y el CG-NAT.

Tags: ,
Comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confían en nosotros

Pronokal
Doubleyou
TheStoryTellers
DTInformatica
Toyota
King e-client
Paco Perfumerias
Beat your Mark