Todas

Noticias ICM

cloud costes

Rentabilizar los costes de la empresa con el cloud computing

Sabemos que el uso de cloud tiene numerosas ventajas, y más si tenemos en consideración el amplio abanico de clouds en el mercado. Pero si quieres saber los costes que, con cloud computing, puedes reducir en tu negocio, este es tu artículo.

Primero, explicaremos cuáles son las virtudes de un cloud. Y es que para que triunfe una tecnología, entendemos que debe aportar algo que antes no teníamos. Si no, ¡olvídate! Y, como decíamos, de clouds hay muchos tipos. Pero, como estamos enfocando este artículo desde el prisma del coste, está claro que, el «rey» de los clouds respecto a ahorro de costes, es el cloud público.

Cloud público para minimizar costes

Antes de poder explicar la bondades en cuanto a costes del cloud público, debemos dejar claro que estamos hablando exclusivamente de sistemas IaaS, PaaS o SaaS y nunca trataremos los servicios de valor añadido que podemos aportar desde ICM cómo son la administración, el soporte técnico, la monitorización 24×7…

Centrándonos en IaaS, PaaS y SaaS, los cloud públicos tienen una ventaja sobre el resto de soluciones tecnológicas. Simplemente, su adaptabilidad a las necesidades de cada proyecto en cada momento.

Para explicarlo, pensemos en algunos ejemplos que pueden darse en la actualidad.

Ejemplo en sistema de escritorios virtuales

Pensemos en una empresa que tiene n trabajadores con un horario muy definido, por ejemplo, de 8h a 17h. Para un entorno como este, podemos diseñar un escenario en el que, cada mañana a las 7:30h la infraestructura se activa automáticamente para estar disponible a las 8 cuando entran todos los trabajadores. Y que a las 17:30h todos los equipos se apagan puesto que los trabajadores ya no lo requieren.

rentabilizar cloud

Éste sería un ejemplo claro en el que pagaríamos por una infraestructura suficientemente dimensionada para los n trabajadores, pero solo estaría activa en las hora productivas. El resto de horas, los fines de semana y los festivos, toda la plataforma permanece apagada y con unos costes mínimos.

Está claro que es un buen ejemplo, comparado con una infraestructura dedicada para un cliente en un CPD u on-premises que está encendida 24×7 y que nadie puede evitar tus costes de inversión.

Ejemplo reducción de costes en cloud con cálculos complejos

Imaginemos una despacho de diseño gráfico en el que realiza tareas de diseños complejos en 3D. La mayoría del tiempo trabaja con vectores para agilizar el diseño, pero llegará un momento en el que deban renderizar el trabajo final para poder entregar su proyecto. El proceso de renderizado es extremadamente costoso y es muy complicado disponer de un equipo en local que te permita renderizar de forma rápida y fiable.

Un buena solución es usar de forma esporádica y solo para esos momentos de renderizado, instancias en cloud público (Azure tiene opciones muy interesantes) en las que poder renderizar muy rápido y exportar tu trabajo.

Una vez acabas, la instancia se da de baja y limitas tus costes al momento de uso. Si pretendes replicar esta situación en local con un equipo hardware, deberás gastar un presupuesto gigante para un uso poco habitual

Otro escenario de rentabilizar los costes con cloud: plantillas en movilidad y variable

Otro escenario que resulta interesante respecto a cómo flexibilizar (y, por ende, ahorrar) los costes en una empresa con cloud, es para un negocio en el que, sus trabajadores tienen una alta rotación, variabilidad y movilidad.

cloud costes
Web Development concept, programming and coding. Laptop with virtual screens on blue background. Modern isometric vector illustration.

En una empresa en el que se haya de desplegar una plataforma productiva y que ésta sea susceptible de adaptarse (en tamaño y potencia) al número de usuarios/trabajadores que vas teniendo en cada momento cuenta con un problema. Imaginemos que debe adquirir un hardware dedicado porque siempre deberá contar con dimensionar su plataforma para el número máximo de usuarios que pueda llegar a tener. De hecho, debe tener la capacidad ágil de desplegar mayor plataforma cuando tiene una necesidad puntual que sea excepcionalmente alta.

En el caso del cloud público, el dimensionamiento es flexible y, de hecho, se puede autoregular con ciertos parámetros para que, llegados a un punto de uso mínimo, la plataforma autoescale y crezca para albergar nuevos usuarios. Y, de la misma forma, cuando esta necesidad ya no exista, la propia plataforma se reduzca automáticamente para ser más eficiente con los costes.

En resumen, la rentabilidad de los costes se consigue con cloud: una plataforma flexible y escalable que se adapta en cada momento a las necesidades del negocio.

Tags: , , ,
Comenta

Deja una respuesta

Confían en nosotros

Gamo
Buscounviaje
Axel Hotel
Pronokal
Toyota
MYGS
abertis
Ogilvy