Todas

Noticias ICM

disponibilidad 100%

Disponibilidad inmediata y all-time ¿es posible?

La tecnología avanza a pasos agigantados. De eso no podemos dudar. Siempre más potente, más ágil, más versátil, más. Todo más. ¿Por qué avanza así? Entendemos que los grandes motivos son la exigencias de usuarios y la competencia dura (competencia entre tecnologías prometedoras)

Ambos conceptos hacen que, cada día más, exijamos más a la tecnología. Y con esta exigencia, acompañada de la mano muy estrechamente, nos encontramos a la disponibilidad inmediata.

La disponibilidad es uno de los valores más difíciles de conseguir. Son muchas las circunstancias que pueden implicar una disrupción en el servicio y, en ninguno de los casos, tiene buena aceptación.

Cada día recibimos noticias de que algún servicio popular en Internet se ha caído. Y genera mucha polémica. Es como si no pudiéramos vivir si «ese» servicio. Nos hemos convertido en hipersensibles a las caídas de servicio.

Está claro que la tecnología debe avanzar, pero debemos ser tolerantes a fallos. Deberíamos recordar de dónde venimos. Los negocios siempre han sido susceptibles de fallar. Cortes de corriente, algún incidente local, fallos de producción, problemas de distribución. Son circunstancias que aceptábamos. Eran lógicas. Eran comprensibles. No digo que no nos molestaran, solamente que las sabíamos entender.

Disponibilidad 100

Ahora no es posible que un servicio pueda caer ni tan siquiera 1 minuto. Ni siquiera un entorno web de mera información puede caer 1 solo minuto. Es el desastre mundial. Nada es comparable a ese minuto de caída. Además, suele producirse en el peor momento del año. Siempre es el peor momento del año.

¿Es inaceptable que no se pueda dar una disponibilidad inmediata y del 100%?

La respuesta es compleja. Supongo que, depende. Depende del tipo de proyecto online, claro. Pero, incluso ni que sea un proyecto importante, creo que deberíamos tener una cierta tolerancia al error. Al no servicio. Debe ser algo psicológico. Como aquello de perder la conectividad en casa o el 3G en tu smartphone. No debería pasar nada.

Claro, llegan conceptos como Cloud, HA, Continuidad de negocio… y conceptos que prometen tanto que luego, cuando la realidad alcanza al proyecto, entonces llega la decepción.

Sin entrar a valorar los costes de una situación hipotética una de disponibilidad  inmediata y de 100% (prácticamente impagables), pensemos que, cuando el entorno en el que desarrollas tu negocio es un campo abierto a todo el mundo, las posibilidades de que el servicio pueda sufrir una caída son mayores. Cuanto mayor es el número de usuarios que recurren a tu servicio o negocio, mayores posibilidades de que tu negocio sufra las consecuencias: estrés de plataforma, ataques dedicados, inconsistencias en complejas y monstruosas bbdd…

locura

Al final, creo que debemos ser tolerantes a los fallos. Éstos existen, existían y seguirán existiendo. No podemos evitarlo, solo minimizarlo. Igual deberíamos pensar en que, al ser casi inalcanzable, debemos aprender a aceptar que, toda la gente que trabajamos en el sector de servicios tecnológicos, trabajamos duro para no tener que pedir tolerancia, pero, llegados al momento, paciencia. Seguro que se repondrá el servicio tan pronto como se pueda.

Ante todo, calma, estaremos trabajando seguro.

Comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confían en nosotros

Tesipro
GREY
Derby Hotels
MMM
Ivoox
Portimex
Maria Pascual
Banco Sabadell